Canibalismo universitario

alt

Escrito por Dr. Ángel R. Lombardi | @lombardiboscan   

Venezuela hoy, sin haber sufrido guerra alguna, presenta en su tejido social todos los síntomas de la Italia oscurantista de la postguerra que retrata dramáticamente Vittorio De Sica en las películas: “Ladrón de bicicletas” (1948) y “Umberto D.” (1952), cumbres del neorrealismo. En el caso venezolano, hay serias evidencias para pensar que toda ésta catástrofe ha sido inducida por mentes macabras que buscan quebrar la resistencia cívica pro-democrática desde la necesidad más absoluta. Reinar desde las ruinas y la desolación pareciera ser el principal propósito del Plan de la Patria. Para leer nota completa, pulse aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *