La Educación no puede esperar – un fondo para la educación en emergencias: Declaración de la Campaña Mundial por la Educación

pequeñaCME.- 462 millones de niños y niñas en edad escolar – o uno de cada cuatro, en todo el mundo – viven en países afectados por las crisis. 75 millones están en peligro de perder, o han perdido ya su derecho a una educación gratuita de calidad. La educación fortalece y promueve la resistencia, ofrece un espacio seguro y estable, es fundamental para que niños, jóvenes y adultos afronten emergencias, y rompe el ciclo del conflicto.

Apoyar a niños y jóvenes que viven en algunos de los contextos más difíciles del mundo, ha demostrado ser un desafío serio: en 2015, sólo el 12% de los niños y niñas identificados como viviendo situaciones de conflicto, se beneficiaron de la financiación humanitaria dedicada a la educación. Deben redoblarse los esfuerzos para que el mundo alcance su ambición compartida de no dejar a nadie atrás. Para leer noticia completa, pulse aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *