Tiempo perdido en las aulas equivale a un lapso de clases

EU.- Dos palabras han marcado este año escolar 2016-2017: reprogramar y adaptar. Aunque cada colegio tiene una realidad particular dependiendo de su ubicación geográfica, lo cierto es que las protestas que iniciaron el pasado 4 de abril condicionaron las actividades pedagógicas y alejaron el calendario escolar de la meta que establece la Ley Orgánica de Educación (LOE) en su artículo 49: 200 días académicos y administrativos. Según Olga Ramos, del Observatorio Educativo de Venezuela, con suerte se lograrán 133 días de actividades y un número mucho menor de días efectivos de clases.

Varios docentes consultados coinciden en que las jornadas perdidas se acercan al tiempo destinado para el desarrollo de un lapso. No solo las manifestaciones, con las respectivas paralizaciones del Metrobús y el cierre del Metro, jugaron en contra del ritmo académico.  Para leer noticia completa, pulse aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *