Obispos alertan al Gobierno que crisis no se resuelve con fuerza

imageRotate

JUAN FRANCISCO ALONSO | EL UNIVERSAL

Ni las bombas lacrimógenas ni los perdigones solucionarán la crisis que enfrenta el país luego de siete semanas de protestas y disturbios. Así se lo advirtió la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) al Gobierno, la cual le atribuyó la responsabilidad “fundamental” de la situación, por su intentar poner en marcha el “Plan de la Patria”, “detrás del cual se esconde (…) un sistema de Gobierno de corte totalitario”.

“El Gobierno se equivoca al querer resolver la crisis por la fuerza. La represión no es el camino”, afirmaron los prelados en el documento “Responsables de la paz y el destino democrático de Venezuela” que ayer leyó el presidente de la CEV, monseñor Diego Padrón.

Tras recordar que pese a la actuación, en no pocas ocasiones excesiva de policías y militares, las acciones de calle siguen, los prelados aseveraron que la salida a esta coyuntura pasa por un “diálogo sincero del Gobierno con todos los sectores del país”.

Acto seguido, precisaron qué consideran es un diálogo sincero: “Con una agenda previa y condiciones de igualdad, y con gestos concretos, evaluables en el tiempo, como señales de la necesaria rectificación”.

Asimismo saludaron la disposición de la Santa Sede de ayudar a este proceso, pero luego en la rueda de prensa el Presidente de la CEV aclaró que para que ello se materialice es “necesaria la solicitud formal de mediación hecha por el Gobierno y también la oposición”. Para leer noticia completa, pulse aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *