Universidades privadas trabajan con déficit

Casas de estudio deben ajustar las tarifas para hacer frente a los costos originados por la inflación y el aumento de salarios

EMILY AVENDAÑO EAVENDANO@EL-NACIONAL.COM /MARÍA EMILIA JORGE M. MJORGE@EL-NACIONAL.COM

Twitter explotó las últimas semanas de agosto. El anuncio del aumento del costo de la matrícula en la Universidad Católica Andrés Bello desató, no cientos, sino miles de mensajes alusivos a la decisión.

“Las nuevas tarifas de la UCAB son tan aterradoras que parecen la discografía completa de Oscarcito”, escribió @EuclidesSilvaD.

Durante las vacaciones, las universidades privadas debían armar un informe presupuestario con la estructura de costos y presentarlo ante la Superintendencia Nacional de Costos y Precios Justos y ante el Ministerio de Educación Universitaria, con el fin de fijar los porcentajes de aumento.

Hasta la fecha no han recibido respuesta, dijo Benjamín Sharifker, rector de la Universidad Metropolitana. Algunas casas de estudio, entonces, accionaron unilateralmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *