Planteles esperan durante años por obras de rehabilitación

Pese a que se han ido remozando algunas escuelas representativas en la ciudad, aún hay centros educativos que requieren mantenimiento para iniciar el año

Andrea Montilla / El Nacional.

Un olor a podredumbre recorre la Unidad Educativa Nacional Andrés Bello, en Antímano. Pocos lugares están secos: las aguas negras se abren paso entre los baños hasta la entrada de las aulas. Las paredes y pisos lucen agrietados por la humedad, mientras un montículo de pupitres rotos se levanta en el patio en el que Gustavo Golding, maestro de la escuela, acompaña a varios niños en sus prácticas de karate. El maestro lamenta que a una semana de empezar el año escolar, el plantel recibirá en muy malas condiciones a 1.380 alumnos de la zona.

La Presidencia de la República le asignó un presupuesto para su mantenimiento, pero hasta la fecha no ha habido más información, dijo Golding. La última vez que se hizo un trabajo profundo fue hace seis años. Para leer noticia completa, pulse aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *